Apreciando nuestra cultura

By: Jeannette Torres-Alvarez, MS MHC

El otro día estaba en un centro comercial y me preocupe al ver como una abuelita le hablaba a su nieto de quizás siete años de edad.  Era obvio que no se estaban entendiendo.  Era como ver un segmento de la película “Lost in Translation.”  La abuelita le hablaba en español y el niño le contestaba en inglés.  Después de ver que ambos se esforzaban, ya sea con gestos o movimientos, para dejarse entender me ofrecí a ayudarlos.  Viviendo en este país, ¿quién no ha presenciado esta situación?  Muchos dentro de un centro comercial y otros hasta dentro del mismo hogar.

Nunca pensé que el que los hijos de personas hispanas hablaran español sería tema de discusión.  Para mi sorpresa, especialmente después de vivir tantos años en los Estados Unidos, comprendí que este tipo de conversaciones estaban a la orden del día.  Les puedo confesar que ya perdí la cuenta del número de reuniones que he tenido con padres muy preocupados al ver que su hijo(a) solo quiere hablar inglés.  Viviendo en este país tanto los padres como los niños viven en una constante controversia interna:

Desde el punto de vista de los padres:
•    Entendemos que el español es más que un método de comunicación; el español representa nuestra cultura, lo que somos y de donde venimos.     
•    Nos entristece ver la frustración que siente el niño cuando quiere comunicarse con nosotros en español, o con nuestra familia, y se le hace casi imposible. 
Desde el punto de vista de los niños:
•    Al entrar a la escuela se dan cuenta que la mayoría de sus amigos solo hablan inglés haciendo la ecuación imaginaria de {mayoría + inglés = popular}
•    Se frustran porque al no practicar el español, no lo perfeccionan, haciendo que el miedo a cometer errores los lleve a simplemente no hablarlo y rechazar nuestro idioma.

A continuación les presento algunas técnicas fáciles y hasta divertidas para hacer que nuestros niños utilicen y desarrollen nuestro idioma.  Recuerda, la clave esta en la… ¡diversión!

•    Repetición Recuerde que el cerebro de los niños es como una esponjita.  Repítale el nombre de un objeto en español varias veces para que el niño lo registre.  Si el niño ya habla, pídale que repita la palabra después de usted.
•    Traducción Cuando el niño nombre un objeto en inglés, déjele saber que ese nombre es correcto en inglés y repítale el nombre en español.  Por ejemplo, si el niño dice “water,” dígale “si, en inglés es… water y en español es… agua.”   De esta manera el niño entenderá que cada objeto tiene dos nombres; y los dos son correctos.
•    Sabotaje.  Elimine objetos o productos de uso diario que estén al alcance del niño.  Como resultado usted lo obliga de cierta manera a que se lo pida.  Por ejemplo, a la hora de cenar no le de su cuchara, como resultado tendrá que pedirla: “spoon” dígale usted “cuchara.”
•    Idioma al alcance Haga que el español sea parte de la rutina y accesible en todo momento.  Es decir, el libro para leer antes de dormir, las canciones que se escuchan en el carro de camino a la escuela, programas de la televisión educativa, y hasta juegos educativos de computadoras.
•    Jugando al científico Pídale a su hijo que escoja un objeto de su preferencia y comiencen a describir sus características usando solamente palabras en español.
•    Día con amigos (Play dates) Planifique días donde tus niños pasen tiempo con niños que usted sabe hablan español.  De esta manera obliga al niño a comunicarse en español y a buscar maneras para dejarse entender.
•    “Juego al adivinador” Escoja un lugar de la casa, piense en un objeto que se encuentre en ese cuarto y mencione claves para que el nombre del objeto en español sea adivinado. 
•    Juego de la alfombra Coloque una pequeña alfombra en la entrada de un lugar de la casa.  La misma representará el hecho de que dentro de ese lugar de la casa solo se habla español. 

Todos sabemos que sin importar la edad del niño, la lectura es muy valiosa para enriquecer el lenguaje.  Los libros bilingües ayudan a que el niño no tan solo perfeccione la audición del lenguaje pero también a entender conceptos en ambos idiomas.  Recuerde, su paciencia es esencial para enseñarle a sus hijos a apreciar nuestro idioma. 

Jeannette Torres-Álvarez, MS MHC vivió en Miami por diez años donde obtuvo su grado de bachillerato en Psicología y su grado de maestría en Consejería Para la Salud Mental.  En Miami, Jinny, como todos la llaman, era experta en el desarrollo de los niños y salud mental, invitada regularmente al programa de televisión “Despierta América”; y en Puerto Rico, conducía “Generaciones,” un segmento semanal en las noticias de la mañana,  dirigido a la comunidad de adolescentes y sus padres.  En adición a su experiencia en el campo de la Salud Mental, Jinny también ha trabajado por más de ocho años en el campo de la Educación Temprana, asegurando que los niños tienen las herramientas necesarias para alcanzar su potencial máximo durante estos años tan importantes en el desarrollo de un ser humano.  En diciembre del 2007, Jinny, su esposo y su hija preciosa Andrea Paola se mudaron para el estado de Los Ángeles para seguir sus retos y aventuras mas recientes de escribir un libro de ayuda personal y también de ser la editora de la página electrónica Hot Moms Club En Español.   

Para comunicarse con Jinny, por favor utilice su correo electrónico jtorres@UniversityPlacementServices.com

Share: Tweet about this on TwitterShare on FacebookPin on PinterestShare on TumblrShare on Google+Email this to someonePrint this page
admin

Hot Moms Club was founded in 2005 and have had their fingers on the pulse of mom trends ever since. Their philosophy is simple, ‘You are not the best mom unless you are the BEST YOU!’

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>